No hay comentarios

MADRID, TERCERA CIUDAD MÁS ATRACTIVA DE EMEA PARA INVERTIR

Madrid es la tercera ciudad más atractiva de Europa, Oriente Medio y África (EMEA en sus siglas en inglés) para invertir en inmobiliario. Así se desprende del informe EMEA Investors Intentions 2017 llevada a cabo entre 2.000 inversores internacionales.

RANKING POR CIUDADES

La lista de las ciudades más atractivas para invertir en inmobiliario la encabeza Londres, elegida por el 17% de los inversores. Le sigue Berlín (15,8%) y Madrid (8,4%). Completan los cinco primeros puestos Ámsterdam y Paris, que no pierde el quinto puesto del ranking a pesar de los agresivos precios de sus activos y el riesgo político pre-electoral.

El principal atractivo de Madrid reside en que los precios aún están por debajo del de otros mercados. En los últimos años se han iniciado proyectos de rehabilitación y desarrollo interesantes, y hay previsión de crecimiento de rentas. Esto hizo que en 2016 la inversión en la capital superase los 4.000 millones de euros.

Como novedad en 2017, destaca que ciudades como Hamburgo o Milán no aparecen entre las diez primeras. Probablemente se deba a una creciente preocupación por parte de los inversores por los precios que han alcanzado los activos en los mercados más consolidados de Europa, tras años de subidas.

Most attractive cities for investment EMEA2

RANKING POR PAÍSES

España se sitúa en sexto lugar y mantiene su puesto en el top 10 de todos los países de EMEA.  Alemania es el mercado preferido por el 22% de los encuestados para invertir en 2017. Le sigue Reino Unido (20%), Europa del Este (10%), los Países Nórdicos (10%) y Holanda (9%).

Most attractive countries for investment EMEA

RANKING POR SECTORES

El mercado de oficinas es el más mencionado, por un 34,7% de los inversores. Le sigue el sector industrial-logístico, elegido por el 25,9%.

Te puede interesar también:
Por qué el Wellness gana peso en la agenda corporativa

Sin embargo, una de las conclusiones más destacables es el creciente apetito por los activos alternativos, en el que ya invierten 7 de cada 10 inversores inmobiliarios. En concreto, la deuda inmobiliaria es la que mayor interés despierta para un 31%, seguida del ocio y el entretenimiento (27%) –que es el que más ha crecido en comparación con el año pasado- y las residencias de estudiantes (25%).

No hay comentarios

¿CÓMO EVOLUCIONARÁ EL SECTOR INMOBILIARIO ESPAÑOL EN 2017?

La economía española seguirá estando a la cabeza del crecimiento en la Unión Europea en 2017, con una tasa prevista del 2,5% frente al 1,6% que se espera en la UE. El consumo y la inversión seguirán siendo los pilares de la economía en un entorno de mayor inflación que en años anteriores, pero que aún se mantendrá por debajo del nivel fijado por el BCE. ¿Cómo se comportarán los diferentes sectores?

INVERSIÓN

Se prevé un 2017 con gran actividad en el sector y con nuevas operaciones estrella como la fusión de Merlin y Metrovacesa en 2016. Se espera que el ciclo de recuperación de rentas se intensifique y extienda más allá de los mejores inmuebles situados en las áreas más prime.

<<Madrid y Barcelona muestran potencial de crecimiento de rentas en todos los sectores de cara a los próximos 5 años>>

FINANCIACIÓN 

Después de un periodo de continua mejora, la estabilidad llegó en 2016 al mercado de financiación. Aunque existe una profunda y amplia gama de prestamistas dispuestos a financiar en España, los bancos con fuerte presencia local (nacionales o europeos) son los que actualmente están más activos.

OFICINAS 

La incertidumbre política nacional afectó la toma de decisiones en las grandes empresas. Es de esperar que, con un panorama más despejado, la contratación repunte en 2017. Mientras, la rehabilitación va dejando paso a la obra nueva, aumentando el interés por el suelo.

<<Socimis y aseguradoras están contribuyendo de forma notable a la renovación del parque de oficinas madrileño>>

LOGÍSTICA 

Se espera que el buen comportamiento del sector continúe en 2017. El e-commerce y las nuevas tecnologías seguirán influenciando en gran medida las estrategias de los operadores.

RETAIL 

El año 2017 augura ser otro año fructífero para el sector. Se prevé que el consumo y las ventas minoristas continúen arrojando cifras positivas, aunque a un nivel más moderado que el año anterior. Se espera de nuevo intensidad en la expansión de los comerciantes, mientras que en el mercado de inversión se espera una alta actividad.

<<La integración de los canales de venta y el uso de la tecnología para mejorar la experiencia de compra del consumidor, entre las prioridades de los comerciantes>>

RESIDENCIAL 

Al ritmo de una mejora de la demanda, los principales indicadores del sector avanzan hacia la normalización. La promoción de nuevas viviendas regresa de la mano de nuevos actores, llamados a liderar la profesionalización de un sector en el que la opción del alquiler está cobrando cada vez mayor peso.

<<Se prevé un aumento medio de los precios de venta en 2017 en torno al 5%>>

HOTELES

El turismo en España vuelve a registrar un récord de turistas extranjeros (75 millones en 2016). El turismo nacional también está al alza. Los operadores están centrados en reorganizar portfolio y mejorar la calidad de sus establecimientos, con el objetivo de aumentar la rentabilidad y lograr la fidelidad del cliente.

<<Casi el 80% de los establecimientos no ha acometido mejoras significativas desde 2008>>

MERCADOS ALTERNATIVOS

La inversión en productos inmobiliarios alternativos pisa el acelerador en España, mostrando ventajas que impulsan a los inversores a posicionarse en los sectores menos tradicionales como residencias de la tercera edad, residencias de estudiantes y hospitales.

Te puede interesar también:
Barómetro inmobiliario: ¿Qué ocurrirá en el sector en 2017?
1 comentario

El precio de la vivienda subirá una media del 7,3% hasta 2020, según Solvia

El precio de la vivienda subirá de forma moderada y heterógena hasta 2020. La revalorización media en España será del 7,3%, aunque habrá regiones donde el aumento será mayor porque ya existe un crecimiento de la demanda natural de vivienda y por la presión que están ejerciendo los alquileres turísticos. Es el caso de Madrid, donde el encarecimiento llegará al 14%, y Cataluña, donde alcanzará el 11%. Es una de las conclusiones de la cuarta edición del informe sobre tendencias en el sector inmobiliario elaborado por Solvia. El servicer destaca que el mercado residencial en España ha iniciado un nuevo ciclo expansivo que será notablemente distinto a lo acontecido entre 2002 y 2008. Ahora bien, la recuperación de la vivienda no será uniforme y se producirá a varias velocidades.

En cuanto al número de compraventa de viviendas, Solvia calcula un incremento medio anual entre el 7% y el 8% hasta alcanzar las 564.000 unidades nuevas y de segunda mano en 2020. La obra nueva en el nuevo ciclo inmobiliario será mayor que los 64.000 visados registrados en 2016, pero por debajo de la previsión de otras instituciones que hablan de 200.000 casas de obra nueva. Según Solvia, la producción será de unas 110.000 viviendas anuales hasta 2020, que se distribuirá en aquellas ciudades con demanda embalsada y solvente como Madrid, Barcelona, Sevilla, Málaga, Alicante, Córdoba, Bilbao o San Sebastián, entre otras.

Además de la obra nueva, esta etapa recién estrenada del ladrillo recupera otro elemento esencial que había perdido durante los años de crisis, como es la vuelta del comprador tradicional que recurre a la financiación para comprar vivienda y que pasará de representar el 20% al 30%. “El perfil del inversor y la demanda de reposición irán cayendo en favor del comprador de primera vivienda que irá recuperando protagonismo”, señala el director general de Solvia, Javier García del Río. Y prosigue: “el peso del inversor pasará del 15% actual al 10%”.

El informe también recoge una radiografía de la liquidez de las compraventas de viviendas –entendida como la facilidad para transformar el activo inmobiliario en efectivo– a través del análisis de 6.900 códigos postales en todo el país. Así, solo un 10% de los códigos postales de España tiene una liquidez alta o muy alta. Por el contrario, el 78% cuenta con una liquidez baja o muy baja.