Porque las gestiones de una compraventa no se acaban el día de la firma en notaría, nuestros asesores se encargan de toda la tramitación posterior frente a las distintas administraciones públicas y liquidación de impuestos que se generan en la compraventa, así como el cambio de titularidad de los distintos contratos de suministros que existan en el inmueble.